¿EN QUÉ CONSISTE?

Existe un tratamiento radical para el sonrojo (rubor facial, facial blushing).

Este tratamiento es la simpatectomía torácica selectiva. Conocida desde hace mucho tiempo, sin embargo hasta hace pocos años no se ha conseguido realizar de una forma sencilla y poco traumática. En efecto la vídeo-toracoscopia ha revolucionado la forma de "desconectar" la intervención simpática de forma selectiva para el sonrojo, así como la sudoración en manos, axilas y cara.

Los episodios de rubor desaparecen. En algunos casos se alarga el tiempo de aparición y disminuye su intensidad.

Recientemente y de nuevo de forma pionera en España realizamos el método llamado reversible mediante clips de titanio, que ejercen un mecanismo de neuropresión (ETS-C).